martes, 7 de febrero de 2012

Puente térmico en forjado de última planta.

Tabiques "palomeros" o "conejeros".

La construcción de los distintos faldones de que consta una cubierta, a base de tabiques aligerados de ladrillo, se realiza de la siguiente forma.

  • En primer lugar, se disponen tabiques coincidentes con las distintas limas de la cubierta. ( limatesas y limahoyas). Estos tabiques suelen realizarse con ladrillo hueco doble.
  • A continuación se disponen los tabiques aligerados, realizados con ladrillo hueco sencillo, separados un metro entre sí y dispuestos paralelos a las líneas de máxima pendiente de cada uno de los faldones.
  • Finalmente se sitúan ladrillos de gran formato ( 100 x 20 x 4 cm.), apoyados en la parte superior de los tabiques aligerados. Con esto se dispone de un tablero sobre el que colocar el resto de capas que constituyen la cubierta, realizada sobre forjado horizontal.

Este sistema tradicional se ha modificado con el paso de los años, hasta situar los tabiques a distancias próximas a los 2.5 m. al objeto de abaratar la mano de obra y el coste de su construcción. No obstante, cuando se ejecuta, la dirección facultativa debe velar por la correcta limpieza del espacio entre el forjado y el tablero que sujeta la cubierta. Además debe aislarse la última planta tendiendo una manta de lana de roca sobre el forjado.

Tabiques palomeros
Tabiques palomeros.

DESCRIPCIÓN
Aspecto general del espacio situado entre el forjado de apoyo y el tablero de cubierta en un edificio de reciente construcción.

JUICIO TÉCNICO
Las últimas plantas de los edificios, tienen el inconveniente de no disponer de otra planta  encima que impida la pérdida de calor a través del forjado de techo de las mismas. Por ello, es obligatorio suplementar esta falta de aislamiento con una manta de lana de roca tendida sobre el forjado de techo de la última planta del edificio. En caso contrario, la vivienda perderá mucho calor a través del forjado y será más costosa de calefactar. En el caso que nos ocupa, además será necesario acometer la ardua labor de limpiar completamente los residuos depositados en el espacio, y extraerlos a través de la trampilla de acceso a cubierta. Con lo que esto supone.

CONCLUSIÓN
Si compra un piso que sea una última planta, compruebe antes de pagarlo que el espacio entre su techo y la cubierta, se encuentra limpio de escombros  y correctamente aislado. La manera de hacerlo es subir por la trampilla que se encuentre ubicada en las zonas comunes de la última planta, usando una escalera de mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada